Mi cajón de sastre en Internet

Khoana Zen

Enamorada del mar y la naturaleza Diseñadora gráfica y web Redactora, blogger y novelista Melómana, pseudocantante y bailarina fake Incansable conversadora y filósofa en prácticas

viernes, 28 de julio de 2017

Hipocresía paralizante


Hay muchas causas que defiendo. Para mí, todas las buenas causas que se pueden llegar a defender: reducir a 0 el sufrimiento que los animales tienen que padecer actualmente, cuidado y preservación del medio ambiente y detenimiento (o frenado) del calentamiento global, igualdad de género, tolerancia hacia tendencias sexuales que no son la heterosexual, eliminar la preponderancia del hombre blanco sobre el resto de razas, promover la aceptación de cualquier religión, sea o no la mía... y así podríamos hacer un gran recuento.

Cada día lucho por ser una mejor persona, y eso me hace quererme cada vez un poquito más. Es verdad: aún estoy en proceso de ser completamente vegetariana, en mi casa no se recicla, a veces me dejo el grifo abierto mientras me lavo los dientes y también tengo la luz encendida en ocasiones en las que la luz natural que entra por la ventana es suficiente. Defiendo estas causas, pero no soy perfecta a la hora de llevar a cabo mi lucha y me dejo cosas por el camino.

Al igual que yo, a muchas de las personas que defienden estas u otras causas, también les sucede. ¿Por qué pasa esto? Porque convencerse de algo, tener las ideas claras en cuanto a cómo quieres que sea tu paso por el mundo, lo que quieres defender y lo que no, es tan solo el primer paso. La lucha, que es lo que viene después, es un proceso, y los procesos tienen varias etapas, de modo que estar absolutamente comprometido con una causa y defenderla de la forma correcta al 100% no está proporcionalmente relacionado necesariamente (y si es que existe una sola forma correcta para defender esa causa, pero eso ya es otro tema).

Ahora bien, esto ha desencadenado un efecto al que yo llamo "hipocresía paralizante" que consiste en que personas que generalmente (hago hincapié en la última palabra: generalmente) no defienden ninguna causa ni luchan por nada (y las luchas a base de tweets no cuentan) traten de tacharte de hipócrita o de tirar tu avance abajo bajo el pretexto de que, o bien no realizas tu lucha correctamente, o bien no estás teniendo en cuenta la defensa de cualquier otra causa.

Pongo un ejemplo para que se vea mejor: imagina que vas a un restaurante con tus amigos/familiares/compañeros/lo que prefieras y resoplas porque te ha costado mucho encontrar un plato vegetariano en la carta, a lo que uno de tus acompañantes te contesta "Sí, si vas mucho de que eres vegetariano, pero luego bien que tienes un Mac". En este caso, he puesto este ejemplo porque es el que más se repite en mi vida: personas que tratan de tirar mi credibilidad y mi lucha por el bienestar de los animales criticando mi herramienta de trabajo.

¿Qué propósito tiene esta reflexión? Es muy sencillo: sé que muchas personas caen en la "hipocresía paralizante" sin reparar siquiera en que lo están haciendo, de hecho, yo me incluyo porque yo también he caído en ella alguna que otra vez, pero quiero hacer ver que no es algo positivo, no estás alentando a esa persona a que trabaje mejor en otras causas, sino que estás haciendo ver a esa persona que, aunque crea que está dando pasos hacia delante, realmente está estático, que su lucha no sirve para nada porque ni siquiera la está llevando bien a cabo.

La próxima vez que veas a alguien defendiendo una causa y tengas la imperiosa necesidad de decir algo respecto a cómo la lleva a cabo, piensa antes de hablar en si vas a aportar algo. Si no es así, lo mejor es que reprimas esa necesidad.

No sabía muy bien cómo redactar este breve extracto sobre mí sin convertirlo en una enumeración absurda de datos separados por elegantes signos de punto y coma, así que por lo pronto te diré que navego libre y "vuelo como el viento, Perdigón", soy el alma de cualquier fiesta porque soy una fiesta en mí misma, siempre tengo la mente en las nubes y pienso que "los animales son amigos, no comida".

Contacto